¿Has escuchado alguna vez sobre los llamados “riesgos financieros” y la importancia de estar asegurado?

No cabe la menor duda que estar alerta y planificar para prevenir | reducir el impacto de esos llamados “malos ratos” son tu mejor aliado, pero para estar aún más claros, a continuación te presentamos varios tipos de riesgo, cómo se pueden manejar, a cuáles estas expuesto y qué hacer en caso que “algo” pase.

  1. Hablemos de Riesgo Puro

En este tipo de riesgo, únicamente perdemos si el evento ocurre, como por ejemplo, algo que le ocurra a tu hogar o tu vehículo. Por lo general, este tipo de riesgo es asegurable.

  1. Hablemos de Riesgo Especulativo

Este tipo de riesgo NO es asegurable, como cuando haces una apuesta con alguien. Puedes ganar dinero, perder dinero o quedarte igual. Otro ejemplo lo son las inversiones en Bolsa de Valores, ya que puedes reducir el riesgo de perder mucho dinero siempre y cuando diversifiques tu cartera de inversiones o “no colocando todos los huevos en la misma canasta”.

Importancia sobre el Manejo de Riesgos

Toda persona debe estar protegida ya que, a diario, nos enfrentamos a diferentes situaciones de menor a mayor riesgo, las cuales pueden impactar negativamente nuestro bienestar y patrimonio.

Para ello debes considerar asegurarte en tres (3) diferentes renglones: en lo personal, a favor de tu propiedad y responsabilidad pública.

Riesgo Personal, de Propiedad & Responsabilidad Pública

En el ámbito personal, el manejo de riesgo incluye la pérdida potencial de ingreso a causa de lesiones, pobre salud o desempleo. En lo que a propiedad se refiere, hablamos de pérdida potencial de activos a causa de incendios, huracanes, negligencia y eventos extraordinarios. Finalmente, los riesgos de responsabilidad incluyen protección contra demandas, daños a la propiedad o aquellos ocasionados hacia otras personas por concepto de negligencia por una de las partes.

¿Cómo manejamos los Riesgos?

A través del uso de estrategias, herramientas y servicios financieros, podrás ganar mayor seguridad con respecto a tu dinero, ayudándote a mitigar grandes pérdidas en caso que ocurra un evento mayor: pérdidas personales, de propiedad y/o responsabilidad (deudas).

¿Y qué con los Riesgos Financieros?

Una de las formas más comunes y populares para manejar los riesgos financieros es a través de la compra de seguros, dado que estos protegen a los asegurados de pérdidas que pueden ser materiales y extraordinarias, como por ejemplo, la pérdida de tu hogar o tu vehículo, a través de una compensación estipulada por el contrato que hayas firmado con tu aseguradora.

De igual forma, también puedes protegerte en caso que sufras alguna incapacidad a causa de enfermedades o accidentes.

Si lo que buscas es evadir riesgos, recuerda que hay riesgos evitables y otros que no lo son, dependiendo de las decisiones de vida que tomes. Cómo manejes el mismo durante tus procesos de planificación personal y financiera será pieza clave a favor de tu tranquilidad mental y bienestar total, que al final del camino, eso es lo que realmente importa.

Te exhortamos a que visites nuestra página WEB para que conozcas todo lo que tenemos para ti y los tuyos. Además, puedes seguirnos en las plataformas sociales populares como FacebookInstagramTwitter y canal de YouTube.

 

¡TU BIENESTAR FINANCIERO ES PRIORIDAD!

¡Recibe 6 Lecciones de Dinero que debiste aprender en la Escuela!

¡Ingresa tu nombre y dirección de correo electrónico para recibir nuestro Ebook GRATIS!

Además, entérate de nuevas noticias, próximos eventos y artículos educativos para poner tu wallet en forma y maximizar tu salud financiera.

¡Gracias por suscribirte! Revisa tu correo electrónico para descargar el Ebook

Share This